Tan sólo respira


«Nuestra cultura occidental no da importancia a ciertos conocimientos básicos, como el hecho de respirar.

La tradición hindú hizo del acto de respirar una ciencia: el pranayama, en que se entiende que la profundidad, el ritmo, las fases de la respiración producen un efecto sobre el ser humano integral.

La respiración es utilizada para tranquilizarse activarse, concentrarse, armonizarse. Y se la entiende como un acto que va mucho más allá de la toma de oxígeno y expulsión de anhídrido carbónico, puesto que al inspirar integramos una energía vital, el prana, que se distribuye por todo el sistema físico, nutriendo y vitalizando el cuerpo y la mente.

De ahí que muchas enfermedades físicas y psíquicas encuentran su origen en una mala respiración.

De acuerdo con este conocimiento, trabajado a través de milenios, los efectos inmediatos de una respiración deficiente son irritabilidad, cansancio y estrés, puesto que el respirar afecta directamente al sistema nervioso.

Respirar es una vivencia microcósmica que le recuerda a nuestro inconsciente los pulsos naturales de la vida. Quizás, para recuperarlos, podríamos comenzar por actos tan simples como volver a prestarle atención a nuestra respiración».

Respirar la vida, de Patricia May en su libro «Ando lento, sabiduría para tiempos confusos»

—-

Me puedes seguir en las redes sociales: Instagram @miretirodeyoga, Facebook o ver mis vídeos en You Tube. Suscríbete a este blog para recibir la información de los próximos eventos y a mi newsletter para recibir información mensual.

Si quieres saber más sobre mis actividades:

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s